Manos al Café: Cold Brew con Prensa Francesa

Cold Brew

El café es uno de los grandes placeres humanos. Sus distintas preparaciones ofrecen opciones para todos los gustos, por lo que, aprender a preparar café en casa puede ser una tarea divertida. Una opción para darle una vuelta creativa a tu preparación es el Cold Brew con Prensa Francesa.

El Cold Brew con Prensa Francesa es una forma de extracción de café que se realiza en frío. Con ello se obtienen sabores profundos y más dulces que una bebida caliente. Aunque suele llevarse más tiempo en su preparación, esta presentación ha cobrado mucha popularidad.

¿Sabes qué es lo mejor? Aunque pueda parecer muy complicado, puedes prepararlo en casa utilizando una Prensa Francesa. Pero antes de decirte cómo prepararlo, te contaremos más sobre la historia del Cold Brew. ¿Quieres conocerla?

¿Qué hace diferente al Cold Brew?

Cuando utilizamos este método, la reacción química es distinta a cuando hacemos el café caliente. Esto hace que los sabores finales sean mucho más profundos, conservando toques de dulzura.

Una de las grandes ventajas de preparar Cold Brew es que se conservan todos los nutrientes del café. Esto se debe a que no hay una elevación de la temperatura, lo que permite preservar sus cualidades nutritivas.

Cuando preparamos café Cold Brew, se conservan los nutrientes del grano. Esto mejora el sabor, reduciendo la acidez.

Por si esto no fuera suficiente, esta preparación ofrece una infusión con mucha menos cafeína. El sabor amargo se queda un poco de lado, dando paso a los aromas y sabores de cada tipo de café.

Origen del Cold Brew

El inventor de esta técnica fue un ingeniero químico llamado Todd Simpson. Él estaba buscando una forma de preparar café que no irritara el estómago. Esto debido a que su madre era fanática de la bebida, pero extremadamente sensible.

Después de muchos intentos, en la década de 1960, finalmente obtuvo una técnica que conservaba el sabor y los nutrientes del café, reduciendo la acidez. Además, el sabor se vuelve más destacado y suave.

El Cold Brew es una excelente forma de preparación de café. Debido a que su sabor y nutrientes son más sofisticados, es una de las bebidas predilectas de los amantes del café.

Aunque este tipo de preparación suele ser típica de las cafeterías, podemos prepararlo de forma sencilla cuando estamos en casa. Todo lo que se necesita es una Prensa Francesa y un buen café.

Usa tu Prensa Francesa

En casa podemos experimentar la preparación Cold Brew, utilizando una Prensa Francesa. Lo más recomendable es utilizar un café de tostado medio, además de un molido grueso para obtener los mejores resultados.

  1. Lo primero que debemos hacer es añadir poco más de 80 gramos de café (alrededor de 6 cucharadas grandes) a nuestra Prensa Francesa. 
  2. Posteriormente añadiremos medio litro de agua fría. Puedes adecuar la cantidad de agua y café al tamaño de tu prensa.
  3. Una vez que todos los granos están mojados vamos a colocar la tapa, pero sin prensar todavía. En esta parte del proceso meteremos la prensa al refrigerador, dejándola reposar entre 16 y 20 horas.
El tiempo de reposo de un café Cold Brew es de entre 16 y 20 horas.

Cuando haya pasado el tiempo de reposo, es momento de prensar lentamente el café. Ahora tenemos un café Cold Brew listo para disfrutar. Puedes servirlo en otro contenedor, añadir más agua para reducir e inclusive acompañar con leche.

Si no tienes una Prensa Francesa en casa, no te preocupes. Esta preparación también la puedes hacer con un frasco de vidrio grande. Añades las mismas cantidades de café y agua, colocando una tapa de tela.

Una vez que se ha dejado reposar la mezcla, se usa la misma tela para filtrar el café y obtener la infusión. Estando en casa podemos explorar distintas formas de preparar esta bebida.

Otras bebidas a partir del Cold Brew

A partir de un café Cold Brew se pueden obtener otras bebidas que cautivan a los paladares exigentes. Una de las más populares es el Carajillo. Para prepararlo únicamente se añade: ron, brandy, coñac o licor 43 y hielos a la mezcla.

Durante las épocas de calor, esta preparación puede ofrecer opciones distintas a las del café frío. Esto se debe a la diferencia de sabor de este tipo de preparación. Una forma de prepararlo es añadiendo menta y agua de coco, para hacerlo refrescante.

También puedes mezclar en la licuadora el Cold Brew con hielo, leche y jarabe de azúcar morena. Esto permitirá crear una espuma llena de sabor. 

Puedes mezclar en la licuadora el Cold Brew con hielo y leche. Con ello obtendrás una bebida refrescante y espumosa para las épocas de calor.

¿Quieres saber la mejor parte? A partir de tu infusión en frío puedes crear distintas bebidas, a tu antojo. Puedes añadir cítricos como la lima o la mandarina, haciendo una mezcla frappé.

Conclusión

Preparar café en casa es una delicia para los amantes de esta bebida. En la actualidad tenemos muchas opciones de preparación disponibles para nuestro hogar. Gracias a ello podemos disfrutar de nuestro café al gusto.

Una de las formas más populares de preparación en los últimos tiempos, es el Cold Brew. Este tipo de infusión se realiza en frío lo que hace que tenga un sabor más dulce y menos ácido.

A partir del Cold Brew podemos hacer otras bebidas refrescantes. Tan solo se necesita una Prensa Francesa para realizarlo desde casa.

En CAFFENIO tenemos disponibles todos los productos para preparar un café Cold Brew. Acércate a nuestra tienda en línea y disfruta del mejor café, en la comodidad de tu hogar.

Artículos relacionados:

Café en casa: Guía sencilla

Beneficios de los productos de belleza orgánicos

Etiquetas: