Manos al Café: ¿Cómo hacer galletas de café?

Galletas de café

El café, además de ser una de las bebidas más consumidas en el mundo, es excelente para la preparación de alimentos. Gracias a los sabores y aromas de esta infusión y sus granos de origen, es común encontrarlo en todo tipo de postres como la galletas de café.

Al ser un producto presente en casi todos los hogares, resulta sencillo incorporarlo a una gran variedad de recetas. Además, la repostería es una excelente actividad para realizar en familia desde casa.

¿Quieres saber cuál es la mejor parte? Puedes incorporar el café a distintas recetas y preparaciones para darles un toque único. Finalmente, esta infusión tiene nutrientes que han demostrado ser de gran ayuda para la salud.

Beneficios del café para el cuerpo

Siendo la segunda bebida más consumida en el mundo, el café se ha destacado por brindar beneficios a la salud. Esta infusión estimula la circulación sanguínea, lo que ayuda a prevenir enfermedades cardíacas.

Esto ayuda a la eliminación de várices y otros problemas circulatorios. Cuando se ingiere y se aplica de forma tópica, los resultados pueden ser mucho más notorios.

Quizá lo que más destaca dentro de las ventajas del café, es que estimula la regeneración de la piel. Con ello podemos deshacernos de estrías, cicatrices y manchas en cualquier parte del cuerpo.

Uno de los beneficios más destacados del café, es que estimula la regeneración de la piel y la circulación sanguínea.

Debido a sus efectos antioxidantes, disminuye los signos del envejecimiento. Por si esto fuera poco, se ha demostrado que ayuda a prevenir el cáncer de hígado.

El café ayuda a quemar grasas, por lo que resulta ideal cuando buscamos perder peso. Al ser un estimulante, disminuye considerablemente la presencia de enfermedades neurodegenerativas.

Dentro del mundo del deporte, la cafeína es bastante común, debido a que incrementa el rendimiento físico. Básicamente descompone la grasa del cuerpo para ser utilizada como combustible, al convertirla en ácidos grasos.

La cafeína en el café ayuda a combatir la depresión. Este es, quizá, uno de sus beneficios más impactantes recientemente descubiertos. El consumo diario recomendado es de alrededor de 6 tazas.

Prepara en casa tus galletas de café

Para darle un toque diferente a tus galletas, puedes añadir café. Esto le dará un toque de sabor para deleitar a toda la familia. Los ingredientes que necesitarás para la preparación son los siguientes:

  • Harina (600 gramos)
  • Polvo para hornear (1 cucharadita)
  • Café (120 mililitros)
  • Azúcar (120 gramos)
  • Huevo (1)
  • Chispas de chocolate (200 gramos)

Comenzaremos batiendo la mantequilla con el azúcar dentro de un tazón. Esto lo haremos hasta que la mezcla sea uniforme. Ahí añadiremos el café y el huevo, batiendo nuevamente. 

Después de esto, iremos incorporando la harina poco a poco hasta lograr tener una mezcla homogénea. En esta parte podemos hacer el batido con una espátula. Añadimos el polvo para hornear y mezclamos para incorporar.

Separamos la masa en pequeñas porciones, debemos aplanarlas y darles forma de óvalo. Las iremos colocando en la bandeja para hornear, sobre papel encerado o cualquier otro método para que no se peguen.

Utilizando un palito de madera haremos una marca en el centro de la masa. Esto permitirá que la galleta tenga la forma similar a un grano de café. Dejaremos reposar la mezcla, dentro del refrigerador, durante una hora.

Esta receta de galletas de café busca tener la forma de un grano. Para lograr este efecto utilizamos chocolate derretido.

Con el horno precalentado a 180° C horneamos nuestras galletas entre 12 y 15 minutos. Después de sacarlas del horno debemos dejarlas enfriar. Mientras tanto, haremos un baño maría para derretir el chocolate.

Aquí es donde ocurre la magia. Con el chocolate derretido bañaremos únicamente la parte superior de la galleta y la dejaremos secar en una charola. Esto hará que el resultado asemeje los granos de café, dándole una presentación espectacular.

Si deseas darle un toque más, puedes colocar granos de café, bañados en chocolate para acompañar. Esto asombrará a toda tu familia, haciendo de tu receta algo especial.

¿Qué hacer con el café usado?

Después de preparar esta bebida en la cafetera, los granos molidos pueden ser reutilizados. Ya sea que decidas nutrir tus plantas, eliminar algunos olores o hacer productos de belleza naturales.

En tu jardín, puedes utilizar el café molido usado como un fertilizante natural. Al espolvorear sobre el suelo, creamos una capa que llenará de nutrientes a nuestras plantas. Esto resulta ideal cuando cultivamos tomates.

También puedes mezclarlo con tu composta regular. Debido a  que contiene potasio, fósforo y otros micronutrientes, el café es un gran ayudante para la jardinería. Cuando añadimos café usado, podemos regular también el PH, mejorando la estructura de la tierra.

Gracias a la potencia del aroma del café, puede ser utilizado para eliminar malos olores. Esto se puede hacer con granos frescos, o con los restos de café molido usado. El olor a café hará que tu hogar se sienta más acogedor.

El café es un excelente auxiliar para la eliminación de olores. Puedes utilizarlo en grano o el molido ya usado.

Finalmente, puedes preparar tu propia mascarilla casera utilizando el café molido junto con algún aceite de tu preferencia. Este tratamiento exfoliante dejará tu piel como nueva.

Conclusión

La preparación de postres con café deleita a los amantes de esta deliciosa bebida. Debido a sus nutrientes, las propiedades de esta infusión pueden ser beneficiosas para la salud del cuerpo.

Atrévete a preparar tus propias galletas de café. En CAFFENIO tenemos el ingrediente más importante en nuestra tienda en línea. Anímate a vivir la repostería de una forma distinta.

#CAFFENIOENCASA

Artículos relacionados

Aprende a desinfectar tu termo

Prepara el mejor café en casa

Conoce los beneficios del café en tu piel

Etiquetas: